Casos Clínicos Pagina 4

Terapia Regeneración Celular

La imagen de la izquierda muestra la paciente con 10 años menos de edad donde se aprecia un importante deterioro físico en cuyo momento la paciente lucía bastante lenta físicamente y con actividad general muy disminuida, después de estas condiciones precarias la paciente fue sometida a una cirugía por cistaadenoma gigante de ovario y luego de superar esta condición desarrolló problemas pulmonares y más tarde un accidente cerebral masivo, con insuficiencia pulmonar, disfunción cerebral, descoordinación motora y estado de inconsciencia. Estaba descompasada de su problema metabólico y prácticamente desahuciada. En este instante los familiares me dieron la oportunidad de aplicar terapia de regeneración celular y pocos días se dio de alta a la paciente.

Se instituyó la terapia por solo una sesión y casi cuatro años después la paciente aún luce en mejores condiciones que 13 años atrás. Hoy aunque parezca insólito luce más activa, dinámica y mejor estado de ánimo que en aquella época. Es oportuno resaltar que aunque esta señora recibió una sola sesión de terapia, la aplicación mínima es de seis sesiones y lo ideal son unas doce.

Terapia Regeneracion Celular

Paciente con Parkinson tratada con Regeneración Celular


La enfermedad había reducido sensiblemente sus actividades físicas y agotado de manera importante sus energías manifestadas por cansancio, dolor muscular generalizado y en extremidades pero sobretodo imposibilidad para desarrollar tareas sencillas y habituales como comer, peinarse, depilarse los dientes, abotonarse la ropa o desarrollar cualquier tarea que requiera movimientos finos y coordinados. Los temblores son prácticamente constante sobretodo en cara y brazos, pero más notorios en los labios lo que produce fuertes trastornos para hablar. Es llamativa la expresión de la cara, pues estos pacientes dan la impresión de estar aterrorizados.

Tercera sección de terapia de regeneración:

Ha experimentado una importante mejoría de sus temblores, habla con mayor fluidez y sus movimientos son más coordinados y precisos, la rigidez ha disminuido de manera importante, y la expresión facial tiende a la normalidad, su cansancio empieza a desaparecer y muestra una mejoría en su estado de ánimo, la sialorrea es decir el aumento de la salivación tiende a la normalidad.

Paciente con Parkinson mostrando mejoría física y funcional: